2019-MARÍA-IRENE-GIURLANI-con-BANDERA-RR-200x200

María Irene Giurlani

Creadora. Presidente. Fundadora

escuela de arte SF

No se puede educar sin inducir a la belleza, sin inducir del corazón la belleza […]
El camino de la belleza es un desafío que se debe abordar.

S.S. Papa Francisco – 7 de febrero, 2020-

Vía Resplandeciente

-«Purificativa. Iluminativa. Unitiva»-

Vale destacar que la Vía Resplandeciente está inspirada en la
“Vía: Purificativa-Iluminativa-Unitiva” aplicada por San Ignacio de Loyola, en sus Ejercicios Espirituales

1) Lo PURIFICATIVO responde a las VIRTUDES y bien puede decirse que la primera de ellas es la Humildad.

 

    • HUMILDAD: Sólo el humilde de espíritu eleva la mirada… reconoce sus errores y pecados, se arrepiente, pide perdón y esfuerza para ser mejor persona… (Ej. de imagen: persona arrodillada y/o rezando, elevando la mirada hacia lo sagrado… O el conocido gesto del lavatorio de los pies, por parte de Jesús).“Jesús nos muestra que el sentido de ser Maestro y Señor es el servicio a los demás (cf. Jn 13,12-16; 18,37)”; Jesús reina en la Humildad

 

    • VERACIDAD, de suma importancia: búsqueda y /o seguimiento hacia la Verdad.

 

 

VIRTUDES TEOLOGALES

Desde el punto de vista de la teología cristiana, lo PURIFICATIVO tiene que ver con las VIRTUDES TEOLOGALES, que son inspiradas por el Espíritu Santo, en el entendimiento del ser humano; lo que permite a las personas actuar como “hijos de Dios”; o sea, renunciar a los apegos desordenados y dejarse conmover por la Gracia, anteponiendo a Dios frente al pecado. Así el Hombre  abraza, encarna y cultiva las VIRTUDES que fueron resumidas por San Pablo en la I Carta a los Corintios: “En una palabra, ahora existen tres cosas: FE, ESPERANZA y CARIDAD […]”. que facultan al ser humano para acercarse a Dios y relacionarse con Él. La observancia de estas virtudes teologales, anima a practicar las virtudes cardinales con las que se complementan: Prudencia, Justicia,Templanza y Fortaleza.

 

  • FE, es recibida como Don o Gracia que permite:
    • Creer en Dios y confiar en su revelación.
    • Creer en Su existencia y omnipresencia, omnipotencia y omnisciencia.
    • Creer en Su Palabra y las enseñanzas de Jesucristo, transmitidas a través de la Biblia. 
      Es perseverante y de ello depende avanzar en el camino.
       Supone la apertura espiritual (Humildad espiritual) necesaria para poder reconocer la resplandeciente manifestación de Dios, tanto en la vida cotidiana como en la comunidad de creyentes/ Iglesia… y la Creación.En el Nuevo Testamento, la Fe es definida como:

      «la garantía de los bienes que se esperan, la plena certeza de las realidades que no se ven» (Heb 11, 1).

      Todo lo que pidan en la oración con fe, lo alcanzarán». Mt 21, 21-22.

 

  • ESPERANZA, inspirada por la Fe, “corresponde al anhelo de felicidad puesto por Dios en el corazón de todo hombre”. Es la espera confiada y absoluta del cumplimiento de las promesas de Jesús: el Reino de los Cielos y la Vida Eterna.Esperanzado, el cristiano se compromete espiritualmente y conduce con los cambios necesarios para:
    • Construir el reinado de Dios,
    • Encontrar sentido al trabajo,
    • Hallar fuerzas para enfrentar las dificultades y paciencia para esperar…

 

  • CARIDAD / AMOR: Centro del corazón cristiano donde se expresan plenamente la Fe y la Esperanza. La Caridad ordena y articula todas las virtudes. Es la Virtud que permite amar a Dios por sobre todas las cosas y al prójimo como a sí mismo. Exige la práctica del bien; es desinteresada y generosa.Frutos de la Caridad: Gozo, Paz y Misericordia.Es el Mandamiento fundamental que Jesús comunica a sus apóstoles:
    “Les doy un mandamiento nuevo: ámense los unos a los otros. Así como yo los he amado, ámense también ustedes los unos a los otros” (Juan 13, 34).
    (Ej. de imagen: El abrazar a un inválido… o anciano, enfermo, minusválido…).

 

En lo PURIFICATIVO, muy revelador es el ACTO BAUTISMAL, purificador por excelencia, donde tanto el agua como el aceite son sumamente significativos:

El aceite simboliza la unción del Espíritu Santo; una forma en que Dios manifiesta su respaldo en el ministerio o en la vida de una persona.  El aceite también simboliza el poder de Dios para sanar, Santiago 5:14.

«Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento; pero el que viene tras mí […] es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.» Este fuego también conmueve a la persona a dejar cualquier pecado que exista en su corazón. Por lo que, tanto fuego purificador, el Espíritu Santo también es agua refrescante, agua de Vida, Salmos 72:6.

 

La paloma representa el amor (Cantares 5:2), la paz (Génesis 5:8) y la ternura (Isaías 59:11) del Espíritu Santo.

 

2)Lo ILUMINATIVO, responde al Resplandor de los VALORES más altos, Valores que iluminan y guían.

Muy ilustrativo es el fuego del Espíritu Santo que se presenta de dos formas y tiene dos propósitos:

  • Por un lado, aquí recordamos la presentación de Dios a Moisés en el desierto: lo hizo en forma de un fuego en medio de la zarza, sin consumirla, Éxodo 3:1-6.).
  • Por otro lado, Moisés recibiendo los Diez Mandamientos permite focalizar incluso la Tabla que los contiene y de donde surgen VALORES que orientan nuestra conversión a los Valores del Reino.

 

VALORES DEL REINO DE DIOS

SANTIDAD, VERDAD, JUSTICIA, AMOR y PAZ.

 

Valores en los que resplandece: la VERDAD /VIDA/ AMOR…PAZ y la BELLEZA:

La BELLEZA es el resplandor de la Verdad… y del Amor y se manifiesta en el resplandor de la Creación… que es resplandor de la Verdad (Ej. de imagen representativa: persona/s admirando el resplandor de la naturaleza…).

La Belleza también se manifiesta en el resplandor de actos virtuosos y seres virtuosos, sean santos y/o comunes (Ej.: la Belleza en el resplandor de la mirada y/o sonrisa de la Santa Madre Teresa, en un acto o palpitar de Amor.) que en realidad manifiestan el resplandor de los Bellos latidos y pensamientos, palabras, actitudes y acciones.

La VERDAD, resplandor del BIEN/

El BIEN, resplandor de AMOR/ PAZ/ VIDA/ DIOS.

 

Los Valores del Reino de Dios iluminan y guían:

ACTITUDES BÁSICAS propuestas por las Bienaventuranzas de Jesús:

Pobreza, hambre y sed de fidelidad, fraternidad, solidaridad, no violencia (mansedumbre, ternura, dulzura, amabilidad), reconciliación, perdón y amor al hermano (incluso al enemigo).

 

En general, además, podemos considerar algunos valores como ser: vida, libertad, amor, comunidad, confraternidad, armonía, familia, amistad, verdad, respeto, bondad, justicia, igualdad/ dignidad, tolerancia, compromiso, responsabilidad, honradez, solidaridad, colaboración, valentía, confianza, lealtad, perseverancia, cooperación, honor.

 

3)Lo UNITIVO se puede resumir en ver a Dios, Uno y Trino (Padre, Hijo, Espíritu Santo) en todo y sentirnos parte íntimamente vinculada: 

  • Ver a “Dios en todo y en todos, con la conciencia de estar en COMUNIÓN CON CRISTO Y CON LOS DEMÁS, interna y externamente.
  • Unidad plural creciente en el amor. Es muy significativo e ilustrativo pensar en una  imagen de MANOS (DE DISTINTAS ETNIAS) UNIDAS Y ABIERTAS ANTE DIOS, UNO Y TRINO (Padre, Hijo, Espíritu Santo).
  • Sea todo nuestro ser (cuerpo, mente, alma) y vida ofrecida a Su voluntad, ya que es nuestra Misión en tanto hemos sido invitados a ser portadores de la vida de Cristo en comunidad,cuidando nuestra propia vida y la de los demás:, te ofrezco mi vida… ofrezco mis manos para que realicen Tu Voluntad. Imagen ilustrativa: SANTA MADRE TERESA.

 

COMUNIÓN NATURAL Y CONSCIENTE 

Transita lo Unitivo, la espiritual Comunión Natural y Consciente que suele incluir la COMUNIÓN SACRAMENTAL (Sagrada Eucaristía) o en su defecto la COMUNIÓN ESPIRITUAL.

 

  • COMUNIÓN ESPIRITUAL

 <[…] es «un acto de deseo» que consiste en «expresarle a Jesucristo que deseamos recibirlo en el corazón».> «Cuando no podáis comulgar ni oír misa, podéis comulgar espiritualmente, que es de grandísimo provecho.» Santa Teresa de Jesús

 

  • COMUNIÓN SACRAMENTAL COMUNITARIA o sea la SANTA EUCARISTÍA

La Sagrada Eucaristía:  signo de Unidad, vínculo de Amor… nos ayuda a manifestar sacramentalmente la Comunión Espiritual.

La unidad del Cuerpo místico: La Eucaristía hace la Iglesia. Los que reciben la Eucaristía se unen más estrechamente a Cristo. Por ello mismo, Cristo une a todos los fieles en un solo cuerpo: la Iglesia. La comunión renueva, fortifica, profundiza esta incorporación a la Iglesia realizada ya por el Bautismo. En el Bautismo fuimos llamados a formar un solo cuerpo (cf 1 Co 12,13). La Eucaristía realiza esta llamada: «El cáliz de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con la sangre de Cristo? y el pan que partimos ¿no es comunión con el Cuerpo de Cristo? Porque aun siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan» (1 Co 10,16-17)>. <La comunión acrecienta nuestra unión con Cristo. Recibir la Eucaristía en la comunión da como fruto principal la unión íntima con Cristo Jesús. En efecto, el Señor dice: «Quien come mi Carne y bebe mi Sangre habita en mí y yo en él» (Jn 6,56). La vida en Cristo encuentra su fundamento en el banquete eucarístico: «Lo mismo que me ha enviado el Padre, que vive, y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí» (Jn 6,57)>

(Si se quisiera expresar artísticamente desde alguna imagen concreta, se pueden encontrar muchas imágenes inspiradoras en Internet. Recordando los elementos simbólicos de tal Acto: La vela es un elemento imprescindible en la ceremonia de la primera comunión; debe ser blanca, adornada con motivos católicos alusivos a la ceremonia tales como: la hostia (cuerpo de Cristo), las uvas (sangre de Cristo, simbolizada en el vino), el espíritu santo (paloma), la biblia y el cáliz.)

 

KOINONIA

Corresponde a los sagrados vínculos y actos trascendentes, o sea, al íntimo vínculo (gracias al Espíritu) con Dios Uno (Padre, Hijo y Espíritu Santo) y con los hermanos en Comunidad:

«cuanto más estrecha sea su comunión con el Padre, el Verbo y el Espíritu,

más íntima y fácilmente podrán aumentar la fraternidad mutua»

(Unitatis redintegratio,7).

 

“La koinonía en cuanto dimensión constitutiva de la Iglesia tiene sentido porque depende del Hijo (que es koinonía) y del Espíritu (que es koinonía), en último término del Dios Trinidad (que es koinonía). Y porque la koinonía caracteriza a Dios mismo en su intimidad es por lo que la realidad entera refleja la koinonía del Dios creador y salvador.”

 

  • Introducción en la koinonía del amor eterno.

Apertura, comunicación, encuentro… Comunión. Vida entera del creyente, consagrada a la alabanza divina y al servicio humano.

Nuestro inefable y sacro vínculo invisible, portador de la vida de Cristo y de la sacra entrega de nuestra vida al Dios Uno, en fraterna Comunidad.

La “koinonía que caracteriza a Dios y que puede ser participada por el hombre […] sólo es posible gracias al Espíritu.”

 

  

SÍNTESIS

  • PURIFICATIVOBautismo. Liberación de apegos desordenados. Virtudes Resplandecientes.
  • ILUMINATIVO:   Moisés recibiendo los Diez Mandamientos.

Abrazo y/o encarnación de los Valores más altos: Valores del Reino de Dios. Valores Resplandecientes.

  • UNIFICATIVO:  Comunión en comunidad.

Dios Uno y Trino (Padre-Hijo-Espíritu Santo) en todo y en todos. Unidad y Paz Resplandecientes.

Espiritual COMUNIÓN natural y consciente que suele   incluir la COMUNIÓN SACRAMENTAL (Sagrada Eucaristía) o en su defecto la COMUNIÓN ESPIRITUAL.

Nuestro inefable y sacro vínculo invisible, portador de la vida de Cristo y de la sacra entrega de nuestra vida al Dios Uno, en fraterna Comunidad.

 

SÍNTESIS/ IMÁGENES

  • PURIFICATIVA: BAUTISMO. Purificación. Virtudes resplandecientes.
  • ILUMINATIVA: MOISÉS recibiendo los DIEZ MANDAMIENTOS. Abrazo y/o encarnación de los Valores más altos. Otra imagen ilustrativa, entre otras, puede ser el izamiento de la Bandera de la Paz (bandera creada por N. K.Roerich, en 1920, con un símbolo de más de 9000 de antigüedad, rescatado de distintas culturas, creencias… del mundo.
  • UNIFICATIVA: COMUNION SACRAMENTAL en Comunidad ante Dios Uno y Trino (Padre/Luz –Hijo/ Jesús y Espíritu Santo/ paloma); recordando que los elementos simbólicos de tal Acto son: la vela, elemento imprescindible en la ceremonia de la primera comunión. Ésta debe ser blanca adornada con motivos católicos alusivos a la ceremonia tales como: la hostia (cuerpo de Cristo), las uvas (sangre de Cristo, simbolizada en el vino), el espíritu santo (paloma), la biblia y el cáliz.

Entre otras imágenes ilustrativas (de nuestro vínculo invisible portador de la vida de Cristo en comunidad, ante Dios y el Espíritu Santo), también pude ser la imagen de: MANOS ABIERTAS (de varias personas re-unidas en el mundo) ANTE DIOS Uno y Trino (Padre-Hijo-Espíritu Santo).

 

MARÍA IRENE GIURLANI, enero, 2022